Una delegación de la patronal de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM) se ha reunido esta mañana con Aitor Urresti, de la dirección general de Energía y Cambio Climático para analizar las principales necesidades energéticas que las pymes requieren para esta legislatura. “El primer punto que se debe afrontar es el de dotar de un acceso a la red de gas natural a las empresas ceramistas de Baleares” ha explicado Rafael Matas portavoz de la delegación.

Además de Matas (miembro del Comité Ejecutivo de PIMEM y presidente de la Asociación de Distribuidores de Productos Petrolíferos y Afines de Mallorca), también han participado en esta reunión, Toni Cladera, presidente de la asociación de taxistas AMTAT; Miguel Torres, de la Associació d’Empreses Fabricants de Ceràmiques per la Construcció de Mallorca; y Gustavo de Vicente, gerente de PIMEM.

“Las empresas ceramistas requieren de una asistencia urgente. Se trata de una parte del sector industrial que es historia de las islas, debemos conservarla y para ello requerimos la ayuda de la administración. Si no, desapareceremos” ha declarado Torres.

Esta industria tan característica de Baleares ha visto como en los últimos 20 años su número de fábricas en Mallorca se reducía de 25 a tan solo 5, dos en Manacor, una en Villafranca, una en Campos y una en Felanitx. “La industria ha estado 20 años parada por culpa de las exigencias del antiguo Plan Territorial de Mallorca y de los respectivos ayuntamientos. Las empresas de la Península han avanzado tecnológicamente y nos han dejado atrás” asegura Torres.

En la actualidad la mayoría de empresas del sector que trabajan en el resto del estado emplean hornos modernos que combustionan mediante gas natural. Los hornos mallorquines, por el contrario, utilizan como combustible materiales orgánicos y/o gas en cuba. “Cada año los costes se nos multiplican y nuestro producto se encarece. Las constructoras prefieren traer producto de fuera a trabajar con nosotros dado que somos más caros” asegura el representante de la asociación. Y es que, poniendo un ejemplo, la teja mallorquina actualmente tiene un precio que ronda los 32/33 céntimos por unidad, mientras que la teja peninsular (añadiendo el plus del transporte marítimo) tiene un precio de 26/27 céntimos por unidad. 6 céntimos de diferencia que en grandes cantidades deja a las empresas de tejas de Mallorca en una posición de desigualdad competitiva.

Tras las demandas de los ceramistas, Matas y Cladera han analizado con Urresti las diferentes opciones energéticas de las que disponen Baleares y sus aplicación con el nuevo proyecto de Cambio Climático del Govern.

PIMEM alerta de la proximidad de una desaceleración económica

- La caída de Thomas Cook ha creado un ambiente de inestabilidad que está golpeando a las empresas y que está provocando el inicio anticipado de la desaceleración

Jordi Mora, presidente de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM), ha valorado negativamente las últimas cifras del paro de octubre ofrecidas por los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE), que revelan un aumento del 0,73% en comparación al mismo mes del pasado 2018. “La desaceleración está aquí y tanto los agentes políticos como los sociales debemos sentarnos y trabajar todos juntos para afrontar con garantías los próximos meses que pueden ser muy complicados” ha afirmado.

Para Mora otro de los aspectos que demuestran que se está produciendo un estancamiento en la economía y el empleo balear es el aumento del número de desempleados en comparación a septiembre de 2019. El paro entre los meses de octubre y septiembre de 2019 ha crecido un 25,28%, empeorando las cifras obtenidas el año pasado analizando los mismos meses (un 23,34%). “Hablamos de un incremento de casi el dos por ciento. Representa una constante que se ha estado repitiendo a lo largo de los últimos meses”.

Otro de los factores que podrían estar produciendo esta desaceleración de la economía es la quiebra de Thomas Cook. Según Mora la caída del gigante turoperador ha creado “un ambiente de inestabilidad que todavía está golpeando a las empresas y que está provocando el inicio anticipado de la desaceleración”.

Por último, desde PIMEM se propone que Baleares apueste por un cambio de modelo y se dirija hacia el capitalismo inclusivo. En este se apoya a las empresas a aumentar y mejorar su productividad. Un modelo que facilita y mejora la competencia empresarial y en el cual se diversifica entre los diferentes sectores. “Nuestra economía nos está demandando un cambio. Debemos mejorar nuestro sector servicios, pero también aumentar la fuerza de nuestro tejido industrial” ha finalizado Mora.

La Ecotasa debe paliar los efectos negativos del turismo

  • La PIMEM siempre ha defendido y defenderá la aplicación de la Ecotasa ya que es un impuesto que no grava a las personas físicas ni a las empresas

Jordi Mora, presidente de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM), quiere expresar su desacuerdo con la destinación de los fondos del Impuesto de Turismo Sostenibilidad (ITS) más conocido como Ecotasa. “Estamos engañando a los turistas que visitan nuestra comunidad. Los fondos deben dedicarse a paliar los efectos que genera el turismo en nuestro ecosistema”.

Esta mañana se ha dado a conocer que la recaudación del ITS irá destinada a proyectos, como, por ejemplo, la ampliación del metro hasta el Parc Bit o la construcción de Viviendas de Protección Oficial (VPO). “Entendemos que son proyectos necesarios para nuestra isla, pero no podemos utilizar este impuesto para financiarlos, porque entonces estamos mintiendo a los visitantes y este impuesto pasa a ser una herramienta meramente recaudatoria” continúa Mora.

“Hacer una escuela o VPO no es sostenibilidad, ni medio ambiente…”. La PIMEM siempre ha defendido y defenderá la aplicación de la Ecotasa ya que es un impuesto que no grava a las personas físicas ni a las empresas. Ahora bien, según el presidente de PIMEM el ITS “no puede utilizar para cubrir los gastos corrientes del Ejecutivo Insular”.

Por último, el presidente de PIMEM explica que estos proyectos que van a ser financiados mediante la ecotasa (con los que la federación no está de acuerdo) deberían estar financiados a través de los ingresos provenientes del Sistema de Financiación Autonómico o a través del Régimen Especial de las Islas Baleares (REIB o REB). “Llevamos reclamando desde hace tiempo un nuevo sistema de financiación adecuado para Baleares y dotar el Régimen Especial que compense el hecho insular. Mediante esto y la gestión correcta de los ingresos podríamos abordar estos proyectos”.

  • “Creemos que es necesario crear nuevas plazas. Pero respetando y utilizando previamente las ya existentes” explica Antonia Martínez, vicepresidenta de la asociación.

La Asociación de Escoletas de Mallorca adherida a PIMEM quiere expresar a través de su vicepresidenta, Antonia Martínez, “su respeto y acuerdo” hacia la decisión del Ayuntamiento de Palma de abrir tres escoletas municipales a lo largo de esta legislatura. Ahora bien, pese a la “no oposición”, Martínez quiere recordar que tanto la Conselleria de Educación, como el propio Ayuntamiento tienen constancia, y así han sido notificados previamente, de que “existen una serie de plazas en los Centros de Educación Infantil Autorizados (CEI) a disponibilidad de la administración pública”.

“Creemos que es necesario crear nuevas plazas. Pero respetando y utilizando previamente las ya existentes” explica la vicepresidenta. De esta manera la asociación quiere reclamar la atención de un ayuntamiento que parece “desoír los consejos de los profesionales que más conocimiento tienen del propio sector”. 

Martínez recuerda que en “numerosas ocasiones” se han ofrecido plazas vacantes de los CEI a la administración para que esta las pueda utilizar. “Nosotros no distinguimos entre plazas públicas o privadas, nosotros analizamos el número de plazas totales que se encuentran en la isla. A partir de ahí, vemos que número de localidades desocupadas tienen nuestros centros asociados y dialogamos con la conselleria para que, de la manera más adecuada, los más jóvenes puedan ocuparlas y así recibir la educación pertinente”.

Precisamente, en estos momentos se está realizando una nueva encuesta entre los centros de la asociación para conocer la disponibilidad de plazas.

Esta solución que se propone desde los CEI podría ser además la más económica según apunta Martínez. “Construir nuevos centros cuando hay disponibilidad de plazas equivale a un aumento del gasto absurdo. Si la administración aumentara las ayudas a las familias para que estas pudieran ocupar las localidades de los centros privados, en vez de construir tres centros tan solo haría falta uno”.

Un ejemplo de estas ayudas económicas a la que se refiere Martínez es el Bono Escolar. Una compensación que sirve a las familias para que puedan escolarizar a sus hijos en los centros privados.

Por último, se quiere recordar que desde la Asociación en numerosas ocasiones se ha demandado (además) tanto a la conselleria de Educación como a los Ayuntamientos “que no creen nuevos centros donde ya existen otros. Ya que esto puede generar una competencia desleal”.

TOP