Jordi Mora “Turismo y sostenibilidad pueden ir de la mano”

“El turismo que ofrecen los cruceros supone una actividad económica importante para todos los sectores de las Islas Baleares” afirma Jordi Mora, presidente de PIMEM.

9 de abril de 2018 – Los cruceros suponen un elemento turístico que ofrece una actividad económica “muy importante para todos los sectores de las Islas Baleares pero también deben intentar no dañar la sostenibilidad de nuestro medio ambiente” afirma Jordi Mora, presidente de PIMEM, después de la manifestación que se produjo ayer como consecuencia de la llegada a Mallorca del crucero más grande del mundo, el Symphony of the Seas.

El sector turístico siempre ha ido de la mano de las Islas Baleares. La economía de la comunidad de las islas se sustenta en gran parte, sobre esta rama que según los últimos datos económicos supone casi el 50% del PIB insular. Según el presidente de PIMEM la actividad que genera este tipo de turistas “fomenta” el crecimiento de las empresas de Baleares y “redistribuye riqueza” en nuestro territorio. La Part Forana es una de las grandes beneficiadas gracias a la “multitud de actividades” que este tipo de turismo propone a los visitantes.

La manifestación de el domingo pasado es también un llamamiento al control y sostenibilidad de Mallorca. El crecimiento del turismo en los últimos años ha provocado que se deba “preservar el medio ambiente de la isla” asegura Mora. Según el documento Repensar Balears, de el Cercle d’Economía de Mallorca, en los últimos 15 años las Islas Baleares han aumentado su volumen de población, con alrededor de 350.000 personas más. Provocando una sobrepoblación que se ve incrementada en los meses de mayor afluencia turística.

Jordi Mora hace un llamamiento a la Autoridad Portuaria de Mallorca para que elabore un plan “adecuado a la sostenibilidad del territorio y que no dañe la actividad económica de este”. Visitas de manera “más escalonadas” a Mallorca por parte de los cruceros “reduciría el impacto medioambiental” y también “calmaría” a una población que exige un cambio en nuestro modelo turístico.

De esta manera el presidente de PIMEM ha asegurado que no apoya la manifestación, pero “si la defensa del medio ambiente de las Islas Baleares”. 

TOP