CARTA DE LAS PYMES AL PRESIDENTE SANCHEZ

Sr. Sánchez la supuesta recuperación económica, basada fundamentalmente en una política monetaria acomodaticia y nada convencional de bajos tipos de interés, facilidad de depósitos negativos y adquisición, por los Bancos Centrales, de deuda pública corporativa, ha provocado que grandes empresas, que habían sufrido la crisis, salieran adelante. Mientras en el mundo de la mayoría de las empresas del país, las Pequeñas y Medianas Empresas y autónomos de Baleares y España la mortandad haya ido aumentando año tras año.

Pero un rayo de luz parece asomar a lo lejos, la evolución de las nuevas tecnologías y su continuo desarrollo y evolución parece estar forjando un nuevo orden económico y empresarial del que no pueden quedar excluidas las Pymes. La robótica, la digitalización, la industria 4.0, la inteligencia artificial (IA) o el crecimiento de las energías renovables están transformando nuestro entorno. Afectando de forma decisiva a los factores que influyen sobre la competitividad empresarial.

España ha sufrido durante los últimos años una devaluación interna enfocada, exclusivamente, en reformas del mercado de trabajo. Ahora Sr. Sánchez, debemos dar un paso hacia adelante y explorar otro tipo de reformas, enfocadas esta vez en el mercado productivo. Reformas estructurales basadas en la mejora de la productividad a corto plazo y en la de la innovación a largo.

Sr. Sánchez fortalezcamos nuestra capacidad de generar más valor añadido a nuestro Estado sin tener que recurrir a la devaluación de los salarios. Dejemos de ser un país atractivo a nivel internacional por tener costes de mano de obra barata y seamos atractivos por ser capaces de elaborar productos únicos e innovadores.

No podemos seguir permitiendo que nuestra imagen hacia la comunidad internacional siga basándose en una economía de costes salariales devaluados. Eso sí, teniendo claro que el ajuste de los salarios y de los precios no supondrá un cambio positivo y sostenible sino se incrementa la productividad.

Sr. Sánchez su gobierno debe apostar por reformas que incrementen la productividad. Políticas que se deben convertir en el eje central del mundo empresarial si queremos mejorar y prosperar. Deben ser la espina dorsal del este nuevo proceso de sostenibilidad y convergencia. Nuevas políticas estructurales dedicadas a incrementar la competencia y a reducir los problemas que actualmente existen en el mercado laboral y productivo.

Desde Pimem creemos que las reformas estratégicas y fundamentales, más inmediatas, a corto plazo para mejorar la productividad son primero, la intensificación de medidas para el posicionamiento del capital en los sectores verdaderamente productivos; y segundo, la recolocación de los recursos en los sectores, concretamente en las empresas, que mayor producción realizan.

El fomento de la innovación y de las nuevas tecnologías podría conseguir que los capitales fluyeran hacia las empresas de mayor productividad, reduciendo las rentas excesivas en mercados oligopolísticos de rentas excesivas e incrementando la competitividad. Generando una mayor igualdad entre las empresas.

Sr. Sánchez también me gustaría invitarle a que lleve a cabo una serie de propuestas muy necesarias para nuestras pymes. El pequeño y mediano empresario y autónomos de Baleares ve necesario la introducción de un sistema fiscal empresarial progresivo que evite el agravio comparativo, entre nosotros y las grandes empresas.

No podemos continuar aceptando el beneficio que las grandes empresas sacan de la falta de un régimen sancionador contra la morosidad. Actualmente y según los datos de 2015 de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, estas grandes empresas pagan a sus proveedores a unos 187 días de promedio, cobrando a una media de 84 días. Algo intolerable que deja al pequeño y mediano empresario desprotegido y vulnerable.

Las Pymes y los autónomos representan el 99% de las empresas, el 70% del empleo y el 60% del valor añadido de nuestro país. Pero sorprendentemente no se nos tiene en cuenta, prácticamente nunca, en el momento de legislar. Pero aún sorprende más, cuando la Comisión Europea recomienda a sus países miembros “pensar primero en pequeña escala”. Un principio que no se ha solido seguir en la mayoría de normas, leyes y procedimientos administrativos de nuestro país y nuestra comunidad.

Otro agravio comparativo lo encontramos Sr. Sánchez en los gastos energéticos. Un punto donde las Pymes tampoco están en una buena posición. Mientras que, en muchos países de la comunidad europea la media de gasto está entre 150-200 €/MWh, en España prácticamente la doblamos y nos situamos en 300 €/MWh.

Si hablamos del Impuesto de Sociedades, es otro punto en el que el su nuevo Gobierno debe incidir. El beneficio que las grandes empresas sacan de obtener reducciones de la base imponible con respecto al resultado contable, es algo a lo que las Pymes no pueden acceder y que por lo tanto les supone un mayor gasto. De nuevo un agravio comparativo que además ha sido reconocido por el propio Ministerio de Hacienda a través de leves modificaciones de la legislación del Impuesto de Sociedades.

Finalmente Sr. Sánchez, pequeñas pinceladas de la situación actual de un sector que echa en falta tener una mayor presencia en el organigrama gubernamental. Es necesario tener una voz clara y sin intereses ocultos, que represente de verdad los valores y los intereses de las empresas. Una voz con la misma representación que las grandes empresas, que tenga la capacidad de influenciar en las decisiones que toman los diferentes gobiernos y que represente los intereses de los pequeños y medianos empresarios.

Por ello solicitamos a su Gobierno que apoye la construcción de un espacio, líder y plural, capaz de alzar la voz con suficiente fuerza como para ser escuchado a nivel estatal y supraestatal. Un proyecto que ayude a nuestro país a estar a un nivel productivo y económico muy superior, basado en la transversalidad y transparencia, ejemplo en el resto de Europa.

 

Jordi Mora

Presidente de Pimem (Federación de las Pequeñas y Medianas Empresas de Mallorca)

 

TOP