Comerciantes y empresarios se unen en la defensa del turismo de cruceros en Palma

  • Indubitable compromiso empresarial con el medioambiente, tanto por parte de la oferta de la pequeña y mediana empresa local como por parte de la propia industria del crucero

La Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM) ha llevado a cabo una concentración esta tarde, a las 18:00 horas, en la Estación Marítima n2 del Puerto de Palma para hacer un llamamiento masivo en la defensa del turismo de cruceros en Palma. Jordi Mora presidente de la patronal ha leído un manifiesto de 6 puntos, firmado por 41 entidades empresariales y comerciantes, que pretende reivindicar “la importancia que tiene dicha actividad en la vida social y económica de los comercios y empresas de Palma”.

Mora, como representante de esta agrupación de empresas y comerciantes presentes en la concentración, ha manifestado la importancia de que se establezcan una serie líneas para la posible “convivencia entre actividad económica y respeto al medio ambiente”. Haciendo un llamamiento al diálogo entre las diferentes partes, el presidente de PIMEM ha expresado la necesidad de “respetar la opinión de todos los interlocutores para llegar a una solución conciliadora”.

En el manifiesto expuesto, bajo el título “Sí a los cruceros”, se solicita que las autoridades pertinentes “realicen una gestión ordenada de la actividad y de los flujos de visitantes”. A la vez que firman “el indubitable compromiso empresarial con el medioambiente, tanto por parte de la oferta de la pequeña y mediana empresa local como por parte de la propia industria del crucero”.

La necesidad de establecer un estudio “riguroso, imparcial y continuado” sobre la contaminación de los cruceros mediante los fondos recaudados por el Impuesto de Turismo Sostenible. La agrupación considera que gracias a este estudio independiente “se aportarían datos específicos que ayudarían a la mejora del sector y a una mejora de la convivencia”.

“Se están produciendo una serie de debates estériles que dañan la imagen de Mallorca como destino turístico” ha afirmado Mora. El turismo de cruceros representa menos del 8% del turismo que llega a Mallorca, “no podemos responsabilizarle de los problemas de congestión, masificación y contaminación de la ciudad. Esto es solo una forma de no querer afrontar la necesidad de gestión de otras áreas del turismo y del desarrollo de la ciudad y de la Isla”.

Como puntos finales del manifiesto Mora ha vuelto a remarcar la importancia que tiene el turismo de cruceros al ser una actividad que “no ocupa plazas, ni sobrecarga las vías. Además de, ser positivo para el comercio y la oferta complementaria de la ciudad”. También ha solicitado a la Autoridad Portuaria y a las entidades colaboradoras oportunas que se actualice “el estudio social del impacto económico de la actividad de los cruceros en las Islas Baleares, los puestos de trabajo que generan en la actualidad, el gasto medio por turista tanto en tránsito como de puerto base e información sobre el perfil de este tipo de turista”.

TOP