El crecimiento del paro “un nuevo síntoma de desaceleración”

El presidente de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM), Jordi Mora valora los nuevos datos del paro como “un nuevo síntoma de la desaceleración económica y laboral que está afectando a las islas”. Según los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) el paro en Baleares ha aumentado durante el mes de julio un 0,7% respecto al mismo mes del 2018.

En plena temporada turística, Baleares se ha levantado está mañana con las cifras que la sitúan como la única comunidad donde no ha bajado el paro en términos interanuales. Pero es que además si comparamos las cifras de julio con las de junio de este año vemos como el desempleo también ha aumentado un 3,1%. “Nuestras sectoriales avisaron a principios de año que 2019 podía ser un año de estancamiento y de escaso crecimiento, estamos empezando a percibir los primeros síntomas” afirma el presidente de PIMEM.

“La competencia con otros territorios del Mediterráneo y la aplicación de políticas irracionales” son algunas de las razones para Mora que han provocado que Baleares “en plena temporada alta” tenga unas cifras de desempleo negativas. “Es cierto que hablamos de 262 personas, pero si no cambiamos determinadas medidas podemos ver como este número aumenta mes tras mes” asegura Jordi Mora.

Un ejemplo de estas “políticas irracionales” -que según PIMEM está provocando este aumento del desempleo- es la nueva normativa sobre terrazas. “Gran parte del sector de restauración ha tenido que restructurar sus plantillas e incluso despedir a algunos de sus empleados”. Precisamente esta mañana ha aparecido en prensa el caso del restaurante Casa Julio que ha tenido que retirar su terraza y despedir a tres trabajadores.

La productividad es otro punto de inflexión con el cual desde la Federación se quiere hacer hincapié. “Es importante el desarrollo de medidas que favorezcan al crecimiento de la productividad de las empresas de las Baleares”.

 

TOP