La Federació de la Petita i Mitjana Empresa de Mallorca, PIMEM, valora positivamente la cifra de ocupación dada a conocer ayer en la que en Balears ha caído el paro interanual un 16,3%, aunque julio es un mes en el que el desempleo desciende desde 2008.
 
PIMEM considera un dato muy positivo el que la afiliación haya tenido un incremento interanual de un 5,6% en el caso de Mallorca. Sigue siendo el sector Servicios el que crece en empleos, pero siguen siendo los contratos temporales los que prevalecen. En una comunidad como la balear, que depende del Turismo y la hostelería, los empleos que más se están creando son estacionales y de baja cualificación, a pesar de que muchos de ellos son desempeñados por licenciados universitarios.
 
"Habría que plantearse si este tipo de empleo que se está creando, temporal, es el que queremos. O si por el contrario, y como venimos reiterando, faltan decisiones políticas que favorezcan la desestacionalización de nuestra economía por su casi absoluta dependencia del sector Servicios", dice el presidente de PIMEM, Antoni Mas.  "Nos preocupa lo que pueda pasar de aquí a unos meses, cuando finalice la temporada turística". 

La portavoz de la Asociación de Floristas de Mallorca, integrada en PIMEM, Cati Capellà, hace balance del último año y afirma que el sector mejora progresivamente y repunta un 3 por ciento más de beneficios.

Capellà remarca la concentración de ventas en temporada de verano en las zonas turísticas. “Suele haber menos movimiento en verano, incluso algunos negocios cierran o abren parcialmente. Se concentra todo en las playas y zonas turísticas”. 

En relación al producto estrella de la temporada estival, la portavoz destaca la hortensia, el lisianthus o los girasoles, mientras que este año “el lilium se ha comprado más que otras veces, ya que no es una flor de temporadas, permanece todo el año”.

De cara a un futuro próximo, Capellà remarca que los dos objetivos principales para la asociación son, por un lado, Tots Sants “donde se concentra mucha actividad en un solo día y es muy importante para el sector florista”, y por el otro lado, las fiestas de Navidad, “unas fechas clave cada año”, concluye.

El presidente de la Asociación de Protésicos de Baleares de PIMEM (PRODEBA), Pedro Mas, apela a “hacer una profesión de presente y futuro, dejándonos de competencias de precios que solo favorecen a terceros.”.

“Cuando sepamos valorar nuestras técnicas y conocimientos, nos daremos cuenta de que lo que fabricamos está muy por encima del precio que cobramos”, concreta Mas, quien afirma que el futuro pasa por los protésicos dentales, “que son los que diseñan, fabrican y adaptan las prótesis bajo prescripción médica”.

En relación a la situación del sector, el presidente afirma que la crisis para los protésicos pasó y, actualmente, el sector de los protésicos “es como los demás comerciantes, a unos les va bien y otros mal”.

Carlos Almoguera  fue co-fundador del grupo de Gestión de Agencias de Viaje de Baleares, AVA, además de director de Viajes Mundojet, vicepresidente de AVIBA y de la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viaje, entre otros muchos cargos desempeñados a lo largo de su dilatada vida empresarial y asociativa. Un extenso perfil que avala su experiencia profesional en el sector del turismo y de las organizaciones empresariales. 

Este conocido empresario se inició con un comercio textil con una tienda en la Plaza Mayor, que cerró al iniciarse la rápida instalación de las franquicias, “había que competir con ropa de muy baja calidad y muy barata, de usar y tirar”. En esa época fue secretario  de la Asociación de Comerciantes del Casco Histórico y presidente del comercio de Palma de pimeco, co-responsable de la creación la tarjeta centrotiendas en Mallorca.

En 1993, deja el sector del comercio y se introduce en el del turismo, abriendo su primera agencia de viajes, Mundojet, y adquiriendo posteriormente Ulises. Llegó a contar con una docena de empleados, hasta que se inició la crisis del 2008.

Ahora, y tras cerrar en 2012 sus dos agencias, Viajes Mundojet y Viajes Ulises, Almoguera se encuentra, como muchos otros empresarios en estos tiempos de crisis, en paro y con grandes dificultades para acceder al mundo laboral. “En 2011, y a causa de la morosidad de las administraciones, me vi abocado a presentar concurso voluntario de acreedores”. Han sido 4 años muy duros, dice,  “te tienes que enfrentar a un sistema arcaico, a una ley que favorece sólo al sistema judicial y su burocracia y por supuesto a los bancos,  no al concursado y sus acreedores, y no hay colaboración ni margen de maniobra. Y hay que tener en cuenta que cuando presentas un concurso voluntario es porque quieres solucionar los problemas y que todo salga  bien. Sin embargo, no se entiende que esta crisis que vivimos, que es sistémica, excepcional, anómala, y sin visos de que salgamos adelante, parece que no se tiene en cuenta”.  Añade que esos 4 años de entrar en las complicaciones burocráticas del concurso de acreedores le han impedido reintegrase a la actividad empresarial, pero que en la actualidad se mueve para reincorporarse a la actividad laboral y emprendedora.  Y eso, con una edad, 60 años, en que las empresas no contratan, a pesar de contar con una amplia experiencia en la dirección y gestión de empresas, especialmente turísticas y comerciales. Por ello,  Carlos enfoca su nueva etapa ofreciendo sus servicios profesionales en el campo de la f formación laboral, servicios comerciales y la organización de eventos, entre otras actividades. Experiencia no le falta, ya que ha sido colaborador, coordinador y negociador ante el Ayuntamiento de Palma, la Conselleria de Turisme, Segittur o la Secretaría de Estado de Turismo.

TOP