Las cifras de la tasa de empleo juvenil son “positivas”

  • Debemos fomentar y promocionar la formación profesional y la formación dual como herramientas para combatir la tasa de desempleo juvenil y las tasas de abandono y fracaso escolar

Las nuevas cifras de la tasa de empleo entre jóvenes de 16 a 24 años, que sitúan a Baleares como la comunidad con mayor cifra obtenida en este campo con un 77,3%, “son positivas” para la patronal de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM).

Según se desprende de los resultados aportados por la empresa Randstad a partir de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) el 66,5% de los jóvenes comprendidos en esta franja de edad trabaja, “una cifra que nos acerca a las obtenidas antes de la crisis de 2008 y que son esperanzadoras, aunque también mejorables” explica Jordi Mora, presidente de PIMEM.

“Existe más de un 30% de jóvenes menores de 25 años que se encuentran en desempleo, son nuestro futuro y debemos proveerles de herramientas que consigan reintegrarlos en el mercado laboral” afirma el presidente de la patronal, que además ha explicado la necesidad de “fomentar y promocionar la formación profesional y la formación dual como elementos para combatir esta tasa de desempleo además de, las tasas de abandono y fracaso escolar”.

El 80% de los jóvenes entre 16 y 24 años se encuentran en el sector servicios un hecho que según Mora demuestra nuestra gran dependencia de del sector turístico. “Es necesario mostrar a los más jóvenes que además del sector servicios están apareciendo nuevos puestos de trabajo que serán su futuro próximo. El nuevo mundo tecnológico está abriendo nuevas puertas que debemos aprovechar para dotar de empleo a estos jóvenes”.

Jordi Mora asegura que numerosas empresas tecnológicas deben recurrir a contratar talento fuera de las fronteras de las islas debido a que en Baleares no existe la preparación suficiente para optar a estos nuevos puestos de trabajo. “Debemos adelantarnos, pensar en los próximos 15 años, y empezar a plantear planes educativos basados en los empleos que necesitarán estos jóvenes en el futuro y que demandarán las empresas”.

Por último, la tasa de ocupación de los jóvenes con estudios superiores, con un 75,2%, demuestra para Mora que los jóvenes más preparados “están abriéndose paso en el mercado laboral”, Un dato “muy positivo que revaloriza a nuestras islas”.

  • El nuevo Plan de Industria de las Islas Baleares está favoreciendo a que en las islas “se esté diversificando y creando valor añadido en sectores tan importantes como el tecnológico y el náutico”

El Plan de Industria de las Islas Baleares 2018-2025 está produciendo “grandes efectos positivos en las pequeñas y medianas empresas de este sector” ha afirmado Jordi Mora, presidente de PIMEM. En el primer año de aplicación de estas ayudas que pretenden impulsar la modernización tecnológica y equipamiento de empresas de las islas, según Mora “ya se está observando la revitalización de la industrial balear”.

La patronal de la Pequeña y Mediana Empresa se ha mostrado muy “contenta” tras observar que en el pasado 2018 numerosas empresas que se estaban quedando obsoletas, “han podido acceder a unas ayudas que han favorecido a su crecimiento, a su avance y a la continuación de su labor diaria de una manera más eficiente y sostenible”.

Los 26,3 millones de euros que la conselleria de Trabajo, Comercio e Industria ha destinado en este primer año han servido “para recuperar un sector que estaba muy afectado desde la crisis de 2008” ha asegurado Jordi Mora.

Mora además ha afirmado que estas ayudas “permitirán a la industria balear continuar siendo competitiva con el resto de empresas del estado” y que el nuevo Plan de Industria está favoreciendo a que en Baleares “se esté diversificando y creando valor añadido en sectores tan importantes como el tecnológico y el náutico”.

Por último, el presidente de PIMEM ha recordado la importancia que suponen estas ayudas para las empresas isleñas y para el propio archipiélago. “Si queremos que nuestra comunidad prospere debemos conseguir que nuestras empresas sean cada vez más competitivas y vanguardistas”.

  • “Es un gran paso para establecer un marco regulador, legal y estable entre los taxis y los VTC” han afirmado Biel Moragues y Toni Cladera presidentes de ASATM y AMTAT respectivamente.

La aprobación por parte del Govern del nuevo decreto que establece que los vehículos de alquiler con conductor (VTC) se tendrán que contratar con un mínimo de media hora de antelación ha generado “satisfacción” entre la Asociación Sindical de Autónomos del Taxi de Mallorca (ASATM) y la Asociación Mallorquina de Trabajadores Autónomos del Taxi (AMTAT), adheridas las dos a la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM).

“Es un gran paso para establecer un marco regulador, legal y estable entre los taxis y los VTC” han afirmado el presidente de ASATM, Biel Moragues; y el presidente de AMTAT, Toni Cladera, después de que el Govern Balear hiciera público el acuerdo que se ha llegado entre la misma administración, las organizaciones del sector del taxi y los VTC. Es cierto que se deja una puerta abierta a la opción de que los ayuntamientos y los Consells Insulares reduzcan el plazo a 15 minutos.

Los dos presidentes de las entidades asociadas a PIMEM también han recalcado “la importancia” de que los vehículos de la modalidad VTC no puedan circular para captar clientes en las calles y se deban atener a la contratación previa. “De esta manera eliminamos la posibilidad de que se produzca el intrusismo laboral que sí hemos podido observar en otras comunidades” explica Moragues.

Por su parte Cladera también ha valorado positivamente que gracias a este decreto los VTC se entenderán ahora como empresas de transporte y ahora deban cumplir la normativa de transportes. “Era necesario establecer esta serie de regulaciones para a nuestro sector”.

 

  • Esta decisión puede provocar la precarización de los puestos de trabajo en gasolineras y, además, la aparición de estas nuevas estaciones, puede conllevar numerosos riesgos para los propios consumidores.

El Comité Ejecutivo de la Patronal de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM) quiere mostrar su desacuerdo ante la decisión que el Tribunal Supremo ha tomado hoy de ratificar el permiso para la instalación en Baleares de gasolineras automáticas. “La desestimación de los que recursos que habían planteado pone en riesgo numerosos puestos de trabajo y la calidad de un servicio que por seguridad debe ser revisado por una persona adecuadamente formada” explica Rafael Matas, presidente de la Asociación de Gasolineras de PIMEM.

“Es una sentencia que se veía venir” asegura Matas muy decepcionado por la decisión del alto tribunal de permitir la instalación de gasolineras sin operarios. Según el presidente de PIMEM, Jordi Mora, esto puede provocar “la precarización de los puestos de trabajo en gasolineras” y además la aparición de estas nuevas estaciones puede conllevar “numerosos riesgos para los propios consumidores”.

“No se trata de que exista una mayor o menor competencia o del abaratamiento de los precios en el sector sino de la calidad del producto y del tipo de servicio que se ofrece” afirma Rafael Matas, en respuesta al comunicado emitido por la patronal de las gasolineras automáticas en el que se alude a estos dos puntos.

Matas además ha explicado que la aparición de este tipo de gasolineras puede suponer “ciertos riesgos para personas con minusvalías y también “dejar a personas desatendidas en caso de averías”.

TOP