Vicens Carbonell es el presidente de la Asociación de Empresas de Venta, Reparación y Alquiler de Bicicletas, integrada en PIMEM desde su fundación, hace más de diez años.

Este sector, del que se contabilizan un centenar de negocios en toda Mallorca, que emplean a una media de entre 5 y 7 trabajadores, es básico para el cicloturismo. Se trata de un turismo desestacionalizador y de alto poder adquisitivo. Unos 90.000 ciclo turistas visitan Mallorca entre los meses de marzo a mayo, con una estancia que va de los 7 a los 15 días de permanencia.

Estos datos constatan su importancia, de ahí que Vicenç Carbonell proyecte un encuentro en febrero de todo el sector para intercambiar sinergias, centrar los principales temas que puedan dar mayor visibilidad y promoción a estos negocios, como estar presentes en las mesas o foros de Turismo que se organicen, o reclamar mejoras en la red de carreteras, “ya que las quejas más habituales son el mal estado de nuestras carreteras, que les rompen las bicicletas”, dice Carbonell.

La previsión del tiempo, así como donde comer o localizar parajes naturales de interés, son informaciones que solicitan, de ahí la importancia de llegar a sinergias con los distintos sectores turísticos para ofrecer un servicio de información que estos turistas reclaman.

Pero además, el interés de unir al sector viene también determinado por la necesidad de hacerse oír a la hora de reclamar mejoras de tipo fiscal, “trabajamos básicamente para pagar impuestos, entre IBI, tasa de incineración, electricidad y demás. Sumas gastos y el beneficio es nulo. Los mallorquines no acostumbramos a compartir, somos individualistas. Pero está claro que la unión nos hace más fuertes a la hora de hacernos escuchar. De ahí el encuentro que estamos montando para finales de febrero. Invito a los empresarios del sector que quieran asistir a que nos lo hagan llegar al mail pimem@pimem.es o al teléfono 971-591979”.

Irene Perelló Gayà es la gerente y asesora jurídica de la Asociación de Apartamentos de Alquiler de Temporada de Baleares, APTUR, creada en 2012 por Juan Estarellas, actual presidente de la misma. “Se pretendía organizar al sector para dar a conocer la ley de Turismo, que en aquellos momentos entraba en vigor. Al tratarse de una actividad nueva, el objetivo era crear unidad en el sector y hacer las cosas con coherencia ”, dice su gerente. Abrieron sede en Palma, aunque cuentan con asociados en Menorca y Eivissa. Dice Irene Perelló que en la asociación se atiende una media de diez consultas diarias en cuestiones relativas al alquiler de viviendas  de temporada. “La mayoría de nuestros clientes tienen viviendas en régimen de propiedad horizontal, y quieren saber cómo hacerlo. 

Preguntan si pueden registrarlas en algún sitio, quieren pagar, si es necesario. Se preocupan por cumplir con la LAU, que es la que estipula y regula el alquiler de temporada, mientras la normativa autonómica siga excluyendo a las viviendas en edificios en multipropiedad y los adosados”. La Ley de Arrendamientos Urbanos deja claro cómo alquilar una vivienda, pero en 2013 ésta se reforma y abre una vía a que si “la cesión temporal de uso de la totalidad de una vivienda amueblada y equipada en condiciones de uso inmediato, comercializada o promocionada en canales de oferta turística y realizada con finalidad lucrativa, cuando esté sometida a un régimen específico, la CC.AA. podrá desarrollar una normativa para su comercialización”. Y aquí empieza el problema para este sector, porque el Govern “ha acotado esta actividad a dos tipologías de viviendas poco comunes en Baleares: las unifamiliares aisladas y las pareadas y además exige que se presten servicios propios de la industria hotelera cuando estos inquilinos no reclaman este tipo de servicios”. 

Así que desde la APTUR aconsejan que en el contrato que se efectúe debe quedar claro, a la hora de alquilar una vivienda de temporada, que no se están prestando unos servicios turísticos y cómo contactaron con el destinatario, “y siempre se debe hacer un contrato de arrendamiento,  especificando los plazos de arrendamiento y que se rigen por la LAU”, aconseja Irene Perelló. Añade que un particular puede ofertar su vivienda a través de una web, siempre que ésta no tenga finalidad turística aunque deben evitar “los canales de comercialización turística”. “Lo que reclamamos desde  la APTUR es que este tipo de alquiler de temporada se reglamente, pero falta voluntad política”. En la asociación ofrecen asesoramiento fiscal y jurídico, “y de interpretación de la norma”. Cuentan con una web http://aptur-baleares.org y un teléfono de atención para las consultas. el 871 961 535.

Didac Muñoz delegado de PubliPapelDidac Muñoz es el delegado en Balears de la franquicia  PubliPapel, empresa de publicidad que ofrece gratuitamente a panaderías y farmacias sus bolsas de papel con anuncios publicitarios de pequeñas y medianas empresas de Balears.  De muy reciente implantación en nuestra ciudad (la primera bolsa aparece en noviembre de 2014), estas bolsas para panaderías son de formato alargado para las barras, y rectangular para las farmacias. 

Estos negocios, que no deben asumir coste alguno, se benefician de unos envoltorios que pagan las empresas anunciantes, los pequeños  y medianos negocios locales de todo tipo. “Puede haber de uno a 54 anuncios en un bolsa, y nunca aparecen en la misma bolsa dos negocios del mismo sector. Es decir, si se anuncia una autoescuela, en esa bolsa será la única” dice Didac Muñoz, que incide en que así evita que se hagan competencia mutua. La empresa apuesta por el Medio Ambiente (soporte de papel, evitando residuos de plástico contaminantes), y por la economía y el comercio local, de proximidad. Por ello, aprovechan su propio soporte para el fomento de la compra en los comercios del barrio, porque así se apoya el comercio local. 

“Apostamos por la economía local, y por las pequeñas y medianas empresas”, asegura Didac, asociado a la PIMEM recientemente. A pocos meses de su implantación en Baleares, esta empresa de publicidad hace un balance positivo y tiene entre sus objetivos inmediatos expansionarse por toda Balears.

 

"Melicotó" una marca que apuesta por el producto mallorquín

Jaume Vich, de Melicotó, una marca que apuesta por el producto mallorquín con mensaje: “La fama ha sido gracias a nuestra promoción en redes sociales”

Jaume Vich nació en los ochenta y pertenece a una  generación de jóvenes sobradamente preparados que, con la crisis, han visto cómo sus expectativas laborales se reducían al límite. Tras un largo periodo de tiempo en el paro, hace dos años que junto a dos amigos, Javi Torrado y Roberto Campillo, se lanzaron a crear su propia empresa, Roqueta Ideas Mediterrráneas, creadora y propietaria de la marca Melicoto, bajo la fórmula de Comunidad de Bienes y con un capital inicial de unos 9000 euros.

Los tres proceden del mundo de la ilustración y el diseño, han demostrado ser buenos en lo suyo, y han dado con la clave para sacar al mercado un producto con gancho, las camisetas Melicoto, una apuesta decidida por el producto mallorquín con mensaje. Sus armas promocionales son las redes sociales (en Faceboock cuentan con 13.923 seguidores, y en Instagram con 3.851) y su  etiqueta, #EstimaMallorca. Camisetas, sudaderas, tazas, chapas, carcasas de móvil y otros productos cuyo denominador común es el gancho y aceptación de  sus eslóganes. Y de todos ellos, el que más éxito ha tenido, dice Jaume Vich, el de “que ets de poma”.

La empresa, instalada en Palma en un pequeño local cercano a las Avenidas, funciona básicamente bajo pedidos por internet, que los compradores pueden recoger en la librería Quart Creixent de la calle Rubi de Palma por el módico incremento de 1 euro en el precio final del producto. Pero también venden en las Fires de los pueblos de Mallorca y en algunos pequeños comercios de Palma. Dice Vich que lo que más se vende son las sudaderas y las tazas, y que su clientela es básicamente femenina. “La  promoción de nuestros productos, la fama adquirida, ha sido gracias a la difusión en redes sociales como Instagram  y Faceboock”. Apuestan por proyectos que refuercen el producto local y la economía mallorquina, y albergan la esperanza de expansionarse en un futuro próximo hacia el territorio de habla catalana. De momento, han puesto en marcha una nueva sección, “feim pinya”, y aspiran a crecer también en el resto de los servicios que ofrecen: la creación de páginas web y en diseño gráfico.

TOP