La Associació de Floristes i Jardiners de PIMEM, que preside Manela Campos, constata una bajada de ventas de un 15% durante esta pasada campaña de Tots Sants en floristerías de Mallorca, debido a la apertura de las grandes superficies comerciales el 1 de noviembre, día más fuerte en cuanto a ventas para el sector. “En el sector estamos muy preocupados porque para nosotros esta es una de las campañas más importantes en cuanto a ventas, junto al día de la Madre o San Valentín.

Esperábamos una campaña similar a la del pasado año, pero el hecho de que haya coincidido el día 1 con la apertura de las grandes superficies ha roto la previsión que teníamos de que se iba a dar una campaña similar a la del pasado año, que ya fue mal porque se produjo una bajada de ventas del 15%”. Y añade a esta significativa bajada de ventas en las floristerías, la proliferación de camionetas que de forma itinerante y sin control vendían flores de dudosa procedencia y sin haber pasado los pertinentes controles fitosanitarios.

“Y también la venta de flores en los comercios asiáticos, que han vendido sin tener el correspondiente permiso para la venta de flor fresca.” La presidenta de la Associació de Floristes de PIMEM asegura que el sector está muy preocupado por esta nueva bajada de ventas, y prevén cierres por no poder asumir las cargas fiscales y tributarias que, al contrario que la cifra de ventas, sube año tras año.

“Somos un sector que contribuye a la economía local de Mallorca, especializado y con una formación y profesionalidad. Nuestro producto es exclusivo, no vendemos ni alimentos ni otros productos. Tenemos un epígrafe específico y unos comercios profesionalizados. Y cuando llegan las campañas importantes para el sector vemos con desánimo e impotencia como surge una competencia desleal que nos hace mucho daño, y contra la que las administraciones pertinentes no actúan como consideramos que deberían. Hay desesperanza entre los floristas”.

 

Esta misma noticia ha sido publicada en distintos medios de comunicación, consulta los enlaces:

 

En pleno corazón de Palma, en el barrio de Sa Gerrería, Tomás Vidal Pizá abrió en el año 1955 un comercio ahora emblemático y que aparece en las guías turísticas, la Mimbrería Vidal. Impasible al paso del tiempo, la única mimbrería que queda en Palma está enclavada en la calle Cordería.

A ella acuden  clientes de toda la vida, venidos de toda Mallorca, palmesanos y  turistas, en busca de cuerda, objetos de mimbre, como cestas de paja tan veraniegas, de las típicas mecedoras mallorquinas,  o para reparar sillas de anea.  Su hijo José, al cuidado del comercio, repara sillas de rejilla bajo la atenta y cariñosa mirada de su padre Tomás, ya jubilado.  “Este barrio estaba muy deteriorado hace unos 15 años, y pasaba poca gente.

En la actualidad, han rehabilitado  fincas y  ha venido gente joven a vivir al barrio y los pisos nuevos se han ocupado”.  Dice Tomás que notan la crisis, que han bajado las ventas, pero que les salva el hecho de que el local es de su propiedad por lo que no tienen que pagar alquiler. Y que si bien es verdad que se abren muchos negocios en la zona, los hay que duran un año como mucho, y que la mayoría de los nuevos negocios que se abren son bares. 

Ana Cristina Muñoz Sabater está al frente del puesto de frutos secos Can Gelabert desde hace 25 años, en el Mercat de l´Oliivar.

Heredado de su suegro, que lo fundó en ese mismo emplazamiento en 1951, este comercio tradicional cuenta  con los sellos de calidad de Comerç Excel.lent y AENOR desde hace unos años.

Cuentan con un amplio surtido de todo tipo de frutos secos, legumbres a granel, frutas escarchadas, chuches para los más pequeños, y sus “figues acop´s”, producto gourmet cuya fama ha llegado más allá de la Isla. “Los extranjeros lo que más demandan es nuestro producto local”, dice Ana, quien muestra orgullosa la pegatina diseñada por su hijo, un mapa de Mallorca con la bandera de la Isla. 

Su comercio nota las consecuencias de la crisis con una bajada de ventas, como la mayoría de los negocios “pero hay que seguir adelante”.

Ahora, a dos días de la festividad de Todos Los Santos, Can Gelabert ofrece desde los típicos rosarios a las calabazas de Halloween y las almendras trituradas para cocinar los dulces típicos de esa celebración.

"Teuleres reinventarse o morir" reportaje de Brisas UH

El pasado sábado día 25 de octubre, en el suplemento Brisas del periódico Última Hora se publicó un extenso reportaje de la Asociación de Tejares de PIMEM "Teuleres reinventarse o morir".

"Sobrevivir es el principal objetivo de las nueve pequeñas teuleres que quedan en funcionamiento en Mallorca. Si hace veinte años se contabilizaban treinta fábricas, la dura crisis económica que se ha cebado con el sector de la construcción ha golpeado de lleno a una industria poco mecanizada y con graves dificultades para competir con los materiales llegados de la Península. Una realidad que ha costado centenares de puestos de trabajo." 

Puedes descargar el reportaje completo aquí [+]

 

 

TOP