Antoni Perelló Servera es el consejero delegado de la industria licorera Dos Perellons, fundada por Jordi Perelló Perelló en Llubí e 1882, y que en el año 1991 se trasladó al Polígono de Son Castelló de Palma. Con más de 130 años de existencia, y un centenar de trabajadores (junto a Distribucions Antoni Perelló), sigue siendo una empresa familiar que apuesta por el producto elaborado artesanalmente y de calidad, tal y como explica Antoni Perelló, cuarta generación de Dos Perellons.

“Producimos unos 200.000 litros de licores, hierbas, palo, y ahora hemos sacado el gin. Desde hace 3 o 4 años sólo hacemos producto balear”. Dice que en las hierbas va por gustos, “en Mallorca gustan más las semi y dulces, y a los alemanes, las semi y las secas”. Al mercado alemán exportan el 10 por ciento de su producción. “Hace poco que hemos sacado al mercado un nuevo producto, el Gin Premium, y ha sido un éxito”.

Su empresa pertenece desde el principio a la plataforma Prodüim Aquí, una buena iniciativa, aunque pide mayor implicación de la mayoría de empresas que lo componen. “Somos unos cuantos los que vamos a las reuniones, y estamos dando parte de nuestro tiempo para sembrar ahora algo que se recogerá más adelante. Por lo tanto, aprovecho desde el Digital de PIMEM para pedir a todas las empresas de Prodüim Aquí que una mayor implicación irá en su beneficio como productores locales”.

La industria Carbónicas Paduana fue fundada en 1945, en Petra, por el empresario ya fallecido Rafael Bonnín Aguiló. Posteriormente fue adquirida por Antoni Gibert Monroig, trabajador en la misma, quien la dejó en herencia a sus dos hijos Toni y Miquel.

Este último compró la parte de su hermano en 2014 y lleva la industria junto a su hijo Toni, futuro heredero. “La Paduana es una empresa pequeña que actualmente embotella las marcas de bebidas refrescantes Suc frut, Pep Lemon, Pep Cola, Puig y el sifón marca Sa Canova.

El envase del sifón lo compramos en Argentina porque es reciclable y aquí no lo fabrican”, dice Miquel Gibert.

La empresa recicla unos 70.000 envases al mes, tanto de vidrio como de sifón, y pertenece al grupo de empresas locales adheridas a Prodüim Aquí. “Creo que ha sido una iniciativa muy interesante para nuestras Islas. Los políticos se deben concienciar más de la importancia del producto local, aún falta sensibilidad y hay que tener en cuenta el valor añadido como empresas que apuestan por la economía local, que invierten aquí y que contribuye a recuperar un tejido industrial con productos sostenibles y de calidad”. 

Prodüim Aquí, candidatura al premio Iniciativa Económica presentado por PIMEM, ganó ayer noche el premio de esa modalidad, y fue el presidente de PIMEM el encargado de dar las gracias en nombre de la Federació de la Petita i Mitjana Empresa de Mallorca. “Se trata de una iniciativa de carácter colectivo que pretende visualizar y estimular el consumo del producto local ante residentes y turistas que nos visitan".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El grupo, al que se han adherido cerca de 40 empresas agroalimentarias de Mallorca, consiguió el compromiso de los partidos políticos, (a excepción de Ciudadanos) de incorporar el producto local en inauguraciones, actos protocolarios, y establecimientos públicos, entre otros. (Ver la carta de adhesión y lista de empresas en www.pimem.es pestaña  #ProduimAqui.

PIMEM felicita a los empresarios que forman parte de Produïm Aquí, así como al resto de ganadores de las tres modalidades:

  • Premi Toni Catany a la Fundació Teatre del Mar.
  • Premi Bartomeu Picornell a MenorcaEdu21 (magnífica y emotiva la intervención del alumno de 10 años Jordi Lluch Conti)
  • Premi a l´Acció Social a Can Gazà. 

También felicita al diario por ese segundo aniversario, y agradece a los lectores del Diari Ara Balears por haber apostado con sus votaciones por la iniciativa de Prodüim Aquí.

 

Esta noticia también la encontrarás en:

 

 

Lo que empezó siendo un pequeño taller en el pueblo de Petra, SEYMA, que confeccionaba bolsos con los recortes que recogía Sebastià Vadell padre por los talleres de piel de Inca, en los años ochenta,  ha pasado a convertirse en la conocida marca de bolsos Abbacino, con una producción anual de unos 250.000 bolsos y  sedes en Petra, Barcelona y la ciudad china de Cantón. 

Actualmente gestionada por Sebastià Vadell, que además es el responsable de diseño del producto, y por su hermano Toni, director de marketing, se definen como empresa local “pero que piensa en global. No sólo queremos ser identificados como empresa que fabrica bolsos, sino como una marca total look, que el cliente que vaya a Abbacino , menos ropa, encuentre de todo, con un estilo muy mediterráneo y a la vez sofisticado”, dice Toni Vadell. 

Abbacino vende en la actualidad en 15 países, cuenta ya con 11 boutiques dentro de unos conocidos grandes almacenes españoles, y su producción está repartida entre China, India, Italia y España. “A partir del 1 de septiembre empezamos a abrir franquicias, la primera en Lleida y a finales de año en Bilbao”.

Tienen intención de expansionarse al mercado americano, y ya han participado en una feria en la ciudad de Atlanta. En la actualidad dan trabajo directo a unas 40 personas, 20 de ellas en Petra) y el resto entre Barcelona y Cantón.  

TOP