Miquel Font es comerciante y tiene una juguetería desde hace unos 8 años en Llucmajor. Este empresario asegura que vender juguetes es algo muy gratificante. Añade que ser empresario tiene la ventaja de poder tomar las decisiones por uno mismo, con  la satisfacción de no tener que acatar las de otros, que a veces pueden ser erróneas. Vende juguetes, un producto cuyo mes fuerte de ventas se acerca. “El mes de diciembre es el mes más fuerte en facturación, aunque no siempre en beneficios. Al jugarnos tanto en tan poco tiempo, la lucha de precios es muy fuerte.

En Navidades se venden muchos juguetes casi a beneficio cero, con tal de que vaya mucha gente a las grandes superficies , y poder vender otros productos. El pequeño y mediano comercio de juguetes sobrevivimos con servicio personalizado”. Asegura que la publicidad de la televisión influye, y mucho, a la hora de elegir un juguete. “La publicidad de la televisión es la que más influencia tiene, sobre todo en Navidad. Luego están los catálogos de juguetes y las modas. Los niños se rigen bastante por las series de moda en la TV”.

Dice Miquel que las ventas han bajado desde el 2008 hasta el momento alrededor de un 30%, y que la crisis se ha notado como en casi todos los sectores, “cada vez hay menos dinero en los bolsillos y menos estabilidad laboral. Se priorizan, como no puede ser de otra forma, los gastos en las necesidades básicas como comida, ropa  o hipoteca. Yo ya he vivido otras crisis anteriormente, hasta el punto de tener que cerrar un negocio anterior, y la experiencia me ha enseñado a que hay que saber adaptarse a las nuevas demandas de los clientes, dentro de nuestras posibilidades”. No obstante, parece que las bajadas han tocado fondo, dice “Ahora parece que empezamos a no bajar y a subir, aunque muy ligeramente”.

Entre las recomendaciones de Miquel Font para sobrellevar las dificultades por las que atraviesa el pequeño y mediano comercio está la de agruparse para exigir mejores condiciones a los proveedores, y adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes, siempre con especialización  y el trato directo como baza principal. “Y en Llucmajor, aumentar la oferta que hay y cubrir la que no tenemos. Y también se necesita más apoyo y compromiso del Ajuntament en un proyecto de futuro comercial y turístico”.

Francisca Vives Cladera está al frente del comercio Eléctrica Ramblas, una tienda que abrió en el año 1952  en las Ramblas, y desde hace unos 32 años establecida en la Vía Alemania de Palma. El de las Ramblas cerró hace tiempo y en la actualidad permanece este último, junto a la entrada de los Juzgados. Su propietario, Antonio Vives Soré,  padre de Francisca y ya fallecido, fue uno de los  socios históricos de PIMEM y miembro fundador con otros empresarios de la Asociación de Electrodomésticos, como Demetrio Peña y Tomás Garrido.

Francisca Vives atiende tras el mostrador a la par que lleva la gerencia y visita periódicamente ferias del sector  para conocer  e incorporar a su tienda nuevos productos, ampliando el abanico de los mismos al menaje de cocina, pequeño electrodoméstico, e incluso a objetos de regalo. “Hace unos años, al inicio de la crisis, empecé a ver que había que ampliar nuestra oferta para mantener la cifra de resultados, y ha salido bien. Tanto es así, que hemos ampliado el personal con dos empleados más, ahora tenemos 7. 

Abrimos de 9 a 21 horas”. Dice que un autónomo tiene que trabajar más 10 horas de media al día para sacar el negocio adelante, “y tenemos los mismos ingresos, pero no los mismos beneficios de hace unos años”.

Muestra decepción y enojo por lo que está  pasando, y dice  que ni políticos ni patronales están haciendo lo suficiente para ayudar al pequeño y mediano comercio. “El pequeño comercio está abandonado. Hace mucho tiempo que se están haciendo mal las cosas. Ha hecho falta una crisis para que nos enteremos de lo mal que se han hecho las cosas, tanto por parte de políticos como de agentes sociales”. 

Y desearía, dice, que éstos pasaran por lo que pasa diariamente un autónomo, “que trabajasen como nosotros, sin limitación de horario y sin tener la certeza de si podrán cobrar un sueldo a final de mes”. 

Con local en propiedad, y con esas buenas perspectivas gracias a la apuesta de su propietaria por ampliar el abanico de productos de venta, Eléctrica Ramblas tiene mucha vida comercial por delante.

Miquel Rosselló dejó el marketing, del que era un experto, para dedicarse al sector del comercio y abrir una juguetería en Palma, especializada en el juguete educativo y de calidad. Cercana al Colegio Luís Vives, su juguetería es referencia para educadores y padres que buscan en el juguete algo más que un mero instrumento lúdico. “El juguete hoy en día es un objeto de consumo, y los pequeños piden lo que ven en la televisión, por la influencia de la publicidad.

Pero es muy importante que el juguete sea didáctico, y sirva de herramienta para su aprendizaje. Y los padres son cada vez más conscientes de la importancia del juguete educativo”. La tienda cuenta con juguetes que van para todas las edades, y con ellos se puede aprender inglés, matemáticas e incluso los hay destinados niños con dislexia. Y de todos ellos, una gran variedad, “no hay ninguno que se anuncie por televisión. De todas formas, creo que si tu hijo te pide un juguete de la tele, no hay que negárselo si se puede comprar, pero aconsejo que se regalen también junto a otros juguetes educativos”.

Miquel Rosselló apostó desde el principio por la especialización de su comercio y reconoce que ha sido un acierto, porque es una de las bazas con las que puede competir frente a las grandes cadenas. Eso, y el trato directo con el cliente, el poder asesorarle sobre el juguete adecuado y su utilización, han contribuido a que las ventas no hayan notado la crisis, sino al contrario, han idoaumentando a medida que el comercio ha sido más conocido entre los palmesanos.

Dice Rosselló que el tener un colegio al lado es importante para vender más, por aquello de los cumpleaños. Pero que son los juguetes para pequeños de 0 a 10 años los que más se venden, y de entre franja de edad, son los bebés de meses hasta 2 años los más reciben. Ahora, la juguetería se prepara para las ventas navideñas, una campaña que tiene sus días fuertes a partir del puente de la Inmaculada y hasta el día de Reyes.

Cecilia Hadad Beltramo, de la tienda OnixModa Mallorca de Alcudia, cerró el 31 de octubre su comercio, no por la crisis y bajada de ventas, sino por no haber logrado la renovación de su local de alquiler. Dice que no se lo esperaba, ”pero es el riesgo que corremos los inquilinos ante propietarios que no desean continuar con el alquiler. Hay que verlo como una oportunidad para desarrollar proyectos potentes que eran imposibles en ése entorno”

Pregunta.--Como empresaria que se ha dedicado al comercio, y por tanto tiene experiencia ¿qué herramientas cree que tiene el sector para incrementar las ventas, y de qué adolece? Respuesta.- Las ventas subirán si se recupera el "cara a cara" vendiendo un producto donde el cliente no perciba solamente el precio sino el valor que posee, creando una atmósfera" de confianza donde lo primero sea el cliente y sus necesidades, siempre. Sin embargo, nos falta en el sector elaborar estrategias conjuntas de "abajo hacia arriba" y de "dentro hacia afuera". Con ello conseguiríamos recoger información de primera mano y de cada comercio para luego diseñar más estrategias colectivas. Para ello organizaciones como PIMEM son imprescindibles y es necesario contar con ella.

P.- ¿Cómo ve el panorama del sector comercial en la actualidad? R.- Veo "nichos" muy interesantes aún inexplorados pero, por otra parte, veo una saturación de ofertas semejantes que, lejos de animar a clientes potenciales, solamente los "agotan" incluso antes de que concreten alguna compra.

P.- ¿Tiene proyectos inmediatos? R.- Aún estoy en la etapa de "tormenta de ideas", aunque ya perfilo algunas de cara a la nueva temporada turística de 2015. Mis proyectos relacionan comercio con turismo y por ello mis tiempos se miden con el calendario turístico. Una de las ideas más potentes es crear "corners" dentro de comercios consolidados que busquen mejorar rendimientos o aumentar el target de clientes que contengan productos diferentes a los ofrecidos. Para que funcione no se debe improvisar, se debe de seguir una estrategia y es allí donde entra mi asesoramiento. También es posible hacer el proceso inverso, es decir, una empresa desea expandir sus puntos de venta y entonces me encargaría de crear las sinergias con las empresas que deseen apostar por esos productos. Se requiere conocer normativas vigentes, diseñar un buen estudio de mercado, elaborar un programa de trabajo lo más simple posible pero que funcione a corto plazo para animar a los empresarios a incorporarlo dentro de sus negocios. Por supuesto también en mi asesoría entra todo lo concerniente al márketing digital adaptado al negocio "real". He observado mucha improvisación en la gestión de redes sociales y de publicidad on-line y en ocasiones empresarios bien intencionados apuestan por emprendimientos donde no consiguen los objetivos esperados. Pero, como comenté al principio, el emprendedor "no tiene techo", en otras palabras, las ideas van surgiendo con la acción concreta y lo mejor aún está por llegar…

P.- ¿Cree que se apuesta más por dar facilidades al autónomo que empieza en detrimento del pequeño empresario ya establecido? R.-Sinceramente creo que el autónomo nuevo o consolidado no goza de apoyos suficientes, somos muy sensibles a los entornos críticos y por ello debemos de saber cómo "deslizarnos" en la cresta de una ola en un mar cada vez más revuelto, por cierto.

TOP